martes, 9 de junio de 2009

A la misma hora, en el mismo dial

Por Nadine Alemán
Hay varios elementos que forman parte nuestra vida diaria, pero hay uno que es de indiscutida importancia en la vida de la gente: la radio. Aunque a veces viejita y apartada (sin antena en alguna esquina de la cocina o llevándola de acá para allá cuando los partidos), todos tenemos un aparato de radio. También tenemos una frecuencia preferida, un programa y un locutor o locutora que ya casi consideramos de la familia, que nos da los mensajes o datos que necesitamos para empezar el día, que le reconocemos la voz y sabemos de qué manera rematará el chiste o el comentario.
El cine no se queda afuera en el homenaje a la radio y desde hace ya muchos años se hacen películas con la radio como elemento central. En “ESCALOFRÍO EN LA NOCHE” (de1971, EEUU, dirigida y protagonizada por Clint Eastwood), el locutor nocturno Dave Garland (Eastwood) decide conocer a una admiradora, y la chica (Jessica Walter), resulta no ser lo encantadora que era por teléfono cuando llamaba al programa.“DIAS DE RADIO” (1987, EEUU) es una película que transcurre en los años cuarenta, el momento de mayor apogeo de la radio, y relata cómo una familia vive absolutamente en función de la programación radial. Este es un film con dos nominaciones al Oscar y sin desperdicio del genial director Woody Allen.Otro es el enfoque que le da el director Helvecio Ratton a su película “RADIO FAVELA” (2002, Brasil). Allí se narra cómo una redada en contra del narcotráfico esconde el verdadero objetivo que es callar la voz de una radio pirata. Este film está basado en la historia real de Radio Favela, una radio comunitaria de Belo Horizonte, creada en los 80.
Por último podemos (y debemos) recordar la película “HOTEL RWANDA” (2004, Reino Unido, Sudáfrica) , film situado en Ruanda, durante la guerra civil entre hutus y tutsis. Aquí la radio cobra una preponderancia indiscutida ya que es el medio por el que los hutus instigan a erradicar a los tutsis definitivamente. La actuación de Don Cheadle como regente del hotel que cobija a lo tutsis perseguidos, es de las mejores de los últimos tiempos. Altísimamente recomendable.Para mal o para bien, como demuestran estos films, la radio llega, es compañía, servicio y entretenimiento. Es el medio de comunicación más completo, integral, influyente y pluralista.Pero por sobre todas las cosas, la radio es leal, y eterna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada